Xilxes,

COMEDOR

C.E.I.P. LUIS VIVES XILXES

Objetivos del comedor

 

  OBJETIVOS GENERALES DEL COMEDOR ESCOLAR

  1. Proporcionar a toda la comunidad educativa un servicio básico y cotidiano que pueda facilitar la continuidad  y conveniencia del trabajo diario.
  2. Garantizar a las familias la jornada escolar completa de sus hijos y hijas dentro del centro, en función de la compleja transformación de la sociedad actual: necesidades laborales de los padres/madres o tutores legales, distancia del centro al domicilio y otras circunstancias.
  3. Aprovechar los procedimientos establecidos por la Administración Educativa para ofrecer ventajas  asistenciales a las familias con necesidades socioeconómicas.
  4. Atender con la misma eficacia, en cuanto al servicio alimentario, educativo y de salud, a los alumnos discapacitadas o que provienen de otras etnias o culturas.

 

 OBJETIVOS ESPECÍFICOS DEL COMEDOR ESCOLAR

La educación alimentaria: conocimientos y hábitos.

Objetivos y actividades que hay que desarrollar:

  1. Suministrar un menú gastronómico, a medio día, equilibrado, variado y completo, adecuado a las necesidades fisiológicas de los comensales.
  2. Promover los valores de respeto, urbanidad, uso de utensilios en función de su estricta finalidad, aceptación mutua, compañerismo, solidaridad  y comprensión de las ventajas de una relación, en la mesa, enriquecedora del trato social.
  3. Promocionar los hábitos, como por ejemplo: actitud educada hacia las personas del servicio, manipulación higiénica de los alimentos, dominio de los gestos, de la voz y en general del propio cuerpo que garantice la urbanidad adecuada en el acto alimentario, limpieza de las manos, uso del cepillo dental, colaboración en la facilidad y eficacia del servicio.
  4. Promover diferentes habilidades: uso efectivo y específico de los cubiertos, conocimiento de los alimentos, de la composición, propiedades nutritivas, de los efectos en el propio organismo, de los efectos de la variedad y de la periodicidad, de los procesos de elaboración y de las conveniencias más saludables, descubrimiento del placer de comer y beber, reconocimiento de diferentes formas de preparar cocina mediterránea, andaluza, catalana, etc.

El Comedor Escolar tiene una clara ”dimensión educativa” y no debe quedar convertido en una unidad de servicio de comidas al margen del Proyecto Educativo del Centro, sino que sus funciones deben ser:

  1. Desarrollar hábitos alimentarios saludables utilizando la propio plan de alimentación ofertat por el Centro.
  2. Promover la adaptación del niño/a a una diversidad de menús y a una disciplina en el acto de comer que incluya la cortesía, la tolerancia, la solidaridad y la educación para la convivencia.
  3. Ofrecer una planificación alimentaria que aporte las sustancias nutritivas que el niño/-a necesita para su normal desarrollo y completando la alimentación acogida a su casa.
  4. Contribuir a le integración de la familia en la medida en que facilite a los padres el ejercicio de las sus funciones laborales y sociales.
  5. Educar a la familia indirectamente con los patrones de conducta adquiridos a la escuela.

Todos estos objetivos se pueden lograr por medio de diferentes actividades. Algunas de estas realizadas a la aula, otras en el comedor escolar y en la propia familia. A título de sugerencias proponemos algunas:

  1. Conocimiento del origen de los alimentos consumidos desde los procesos de producción, transformación y comercialización hasta su consumo.
  2. Valoración de la diversidad de alimentos de los menús servidos en el Comedor Escolar, estimulando a los padres a completarlo en el ámbito familiar en los otras comidas del día (desayuno, merienda y cena).
  3. Práctica de higiene personal: limpieza general de manos, dientes, manipulación en el consumo de alimentos, etc.
  4. Práctica en la relación social: fomento de la comunicación, la buena convivencia y las relaciones con los compañeros.

Educación en el tiempo libre: aspectos artísticos, culturales, deportivos y recreativos.

Objetivos y actividades que hay que desarrollar:

  1. Organizar el tiempo como espacio educativo de actividades no derivadas de las propias obligaciones escolares: deportes, cursillos, biblioteca, juegos de mesa, actividades de grupo, talleres, concursos, etc.
  2. Mostrar a los niños/-as formas de ocio alternativas.
  3. Ofrecer a los jóvenes diversidad de actividades recreativas (talleres, juegos, actividades lúdicas y recreativas, etc.)
  4. Fomentar la cooperación y socialización fuera del habitual contexto de trabajo.
  5. Desarrollar la creatividad y la imaginación de los niños/-etes y el trabajo en equipo, así como su espíritu lúdico.

Dentro de la organización del servicio de comedor, será muy importante considerar dentro de la línea pedagógica del Centro, una acción educativa global, tanto en el tiempo de comedor propiamente dedo, como en ese espacio de tiempo libre que queda finos que se inician  las clases de la tarde (una a tres horas); proporcionando actividades individuales o colectivas, libres o dirigidas en el patio, biblioteca, ludoteca, espacios de Educación Infantil, vestuarios, sala de usos múltiples, audiovisuales, etc...